Negocios online: o ganas o pierdes, tú decides

Bienvenido/a a este artículo, teniendo la oportunidad de poneros en distintas situaciones, he decidido escribir sobre las distintas consecuencias de hacer una cosa u otra. Creo que, de esta forma, podemos reflejar los posibles desenlaces que surgen al tomar una decisión u otra bien distinta.

  1. Improvisar vs planificar

– Improvisando. Empezaríamos un negocio online por el tejado, poniendo el nombre que queramos, sin haber mirado el dominio antes, sin saber que ese nombre ya existe y es usado por otra empresa o desconociendo cualquier cosa.

– Planificando. Empezaríamos viendo el nicho de mercado en el que nos estamos metiendo, analizando su rentabilidad, viendo el tráfico que tiene, etc. Finalmente, pensaríamos un nombre y consultaríamos su disponibilidad en el dominio, llegando a modificarlo si es preciso.

  1. Plataformas online vs diseño web propio

– Plataformas online. Nos proporcionarían algo rápido y sencillo para empezar, pero luego no podríamos modificar muchas cosas sin pagos extras. En muchas de ellas, no podremos migrar la página porque la información de la misma se la quedan ellos.

– Diseño web propio. Tendríamos que buscar a diseñadores y programadores web, con el desembolso de dinero que equivaldría. Tendríamos una página propia que sería controlada exclusivamente por nosotros y la podríamos gestionar como quisiéramos.

  1. Posicionamiento vs sin posicionamiento

– Posicionamiento. Posicionaríamos nuestra página de tal forma que fuese fácil encontrarnos según las búsquedas de los usuarios. Estableceríamos las keywords, un buen SEO y un contenido de calidad.

– Sin posicionamiento. No posicionaríamos nuestra web, no apareceremos en las búsquedas de los usuarios que buscan lo que vendemos y no venderemos nuestro producto porque no tendremos clientes.

  1. Branding vs sin branding

– Branding. Construiríamos una marca fuerte con buena imagen, con sintonía e ideales, mostrándonos como una marca atractiva en la que confiar. Todo esto, nos costará un dinero que no será poco, pero que será considerado como una inversión a corto plazo.

– Sin branding. Seguiríamos el curso de nuestra empresa, seguiríamos vendiendo, pero no obtendremos unos ingresos abultados, sino humildes. No nos considerarán una marca atractiva y el motivo de elegirnos sería por servicio o precio.

Como veis, se dan distintas situaciones según adoptemos una decisión u otra en nuestro negocio online. Obviamente, siempre habrá una decisión que traiga mejores consecuencias que otra, así que el motivo de la comparación tiene su fin en clarificar ciertos aspectos.

By | 2017-10-30T22:08:03+00:00 octubre 28th, 2017|Noticias|0 Comments

Leave A Comment